¡No te pierdas nuestro contenido!

Dropbox es uno de los servicios más populares para sincronizar archivos que, además, suele ofrecer distintas formas de aumentar gratuitamente la capacidad de nuestra cuenta. Si ustedes participaron de cada iniciativa y ahora les quedó espacio ocioso, aquí les traigo una interesante forma de aprovecharlo al máximo: convertir el servicio de alojamiento en un reproductor de música, gracias a DropTunes.

Es una herramienta muy sencilla, que nos permite reproducir en modo streaming nuestros ficheros musicales guardados en la nube, sin importar en qué carpeta se encuentren. Apenas debemos iniciar sesión con las credenciales de Dropbox (quizás su punto en contra más grande) y tener algunos megas libres para almacenar la configuración.

La interfaz es fácil de usar y está dividida en dos sectores: los controles de reproducción y el explorador, que nos permite encontrar las canciones. Si bien no es posible crear listas, una vez que pulsamos play, todos los temas del mismo directorio son cargados de manera secuencial.

En estos momentos, sólo el formato MP3 puede reproducirse en la totalidad de navegadores, siempre y cuando tengan Flash instalado. También están disponibles los formatos M4A, OGG y WAV, a través de un reproductor basado en HTML5, aunque únicamente Chrome es capaz de abrirlos a todos sin inconvenientes.

Como DropTunes fue lanzado hace pocos meses, apenas existe una extensión para el browser de Google, aunque en breve surgirán aplicaciones para móviles. Igualmente, es una utilidad práctica para quienes escuchamos música en todo momento y en todo lugar. Sólo me pregunto, al igual que su creador, qué opinará la industria discográfica sobre este servicio...