La semana pasada se filtraba a través del grupo de hackers Anonymous que la firma de seguridad HBGary intentaba desprestigiarles y mostrar las supuestas mentiras que existen detrás de WikiLeaks. Unos informes donde se detallaban las "malas artes" a la hora de llevar a cabo sus acciones a través de la infiltración en la organización de Anonymous de Barr Aaron, un trabajador de la firma de seguridad. No sólo eso, el FBI, Bank Of América e incluso ataques contra WikiLeaks se encontraban como puntos claves del informe. La primera respuesta de Anonymous fue difundir junto a WikiLeaks el plan trazado por HBGary.

En dicho informe se encontraban las supuestas técnicas de difamación y ataques informáticos planeados por la organización y el grupo de hackers que en la mayoría de los casos (y de comprobarse su veracidad) podrían incurrir en delitos tanto en Estados unidos como en otros territorios. También se hablaba de la manera de atacar a WikiLeaks y Anonymous, un plan de sabotaje que incluía ataques informáticos. Pues bien, desde hace unas horas el grupo de Anonymous ha anunciado el lanzamiento de AnonLeaks.ru, un ataque como respuesta a las acciones que pensaban tomar HBGary donde cualquier usuario puede acceder a la web y acceder a 27.000 correos de la empresa de seguridad, muchos de ellos provenientes del propio CEO de HBGary, Greg Hoglund.

Quizás esta vez el grupo Anonymous ha llegado demasiado lejos y tenga que dar la cara ante una más que posible denuncia por parte de la compañía. En los correos electrónicos se relatan desde operaciones y presiones de varios grupos que operan en Estados Unidos hasta cartas de infidelidad por parte de la esposa del CEO de HBGary a algún socio de la compañía.

Como digo, un paso que va más allá de los cables expuestos por WikiLeaks sobre el Departamento de Estado, lanzando públicamente (a diferencia de el resto de movimientos vía The Pirate Bay) toda una base de correos personales de una empresa y sus entresijos. Un movimiento seguramente encaminado, no sólo a que cualquiera pueda ver como funciona una compañía como campaña de desprestigio, sino que ofrece datos muy personales de cada uno de los trabajadores, seguramente para generar una bomba informativa en los medios de comunicación. AnonLeaks, según Anonymous es "el siguiente nivel del juego", una nueva ventana con la que pretenden exponer cualquier intento de difamación, revelando públicamente cualquier actividad ilícita de quienes intenten atacarles a ellos o a WikiLeaks.