¡No te pierdas nuestro contenido!

La próxima semana se presentará la tramitación en el Senado de la disposición adicional de la Ley de Economía Sostenible, la llamada Ley Sinde. Como recordaréis, su primer paso por el Congreso fue un absoluto descalabro y finalmente acabo siendo rechazada. Lo que busca el Gobierno en este segundo intento es conseguir los votos necesarios del PP a través de unas "ligeras modificaciones" introducidas con las que satisfacer a la oposición.

Ante esta esta situación, varias asociaciones de Internet han firmado un escrito y presentado en la sala donde se muestran contrarios y exponen claramente a los senadores que consideren la posición adoptada por la Cámara Baja hace unas semanas. Este grupo de Internet, formado entre otros por la Asociación de Usuarios de Internet, la Asociación de Internautas o la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de Informática y Nuevas Tecnologías, exponen a través de Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas, lo siguiente:

Queremos insistir y recordar a los senadores que esta Ley Sinde ha sido rechazada en el Congreso de los Diputados y que, por lo tanto, debería experimentar un cambio muy sustancial para que la tengan en cuenta

Vamos a seguir llamando la atención. Creemos que es muy importante que esto no prospere en la Cámara Alta y no se pongan en cuestión derechos fundamentales para defender los derechos de autor. Son legítimos y muy importantes pero no se pueden equiparar a los derechos fundamentalesAlguien debe llamar la atención sobre la tozudez del Gobierno. Y ya que no lo hace la oposición tendrán que ser los propios ciudadanos quienes lo hagan

¿Qué podemos esperar la próxima semana? Aunque todo se está llevando entre el PSOE y el PP con cierta prudencia y sigilo, pudiera ser, y todo indica que es así, que el Gobierno haya tomado todas las medidas para que la disposición salga adelante esta vez. Mínimas correcciones en el escrito que agraden al PP y con ello un voto favorable que vislumbran un futuro negro con la Ley Sinde aprobada. En cualquier caso, habrá que seguir expectantes y esperar, aunque parece que la oportunidad del diálogo ha pasado a mejor vida por parte del Gobierno. Una pena.

Vía: La Información