Tras el post de ayer, donde muchos debatisteis sobre la veracidad de los argumentos del test, en un primer lugar, y más tarde los que aportaba Wired, en segundo lugar, hoy todo se nos aclara un poco más. El propio Philippe Le Hégaret, encargado de la supervisión del test que se llevó a cabo en la W3C no deja lugar a dudas.

Las declaraciones vienen a responder las interrogantes de los usuarios, no tanto por el propio IE9, sino por la diferencia que encontraba con el resto de navegadores, todos más avanzados en su desarrollo, con el estándar HTML5.

Le Hégaret dijo a través del blog de la organización que:

El conjunto de pruebas sobre la respuesta en HTML5 sólo contiene 97 pruebas aprobadas por el momento, así que no hay que sacar conclusiones de la tabla de resultados. El número de pruebas debe aumentar para poder evaluar afirmativamente y qué navegador funciona mejor.

Efectivamente, la página del informe era engañosa, ya que, al igual que otras, se trata de un trabajo en progreso. El informe es falso en la forma pero correcto en los porcentajes. Nos gustaría que la gente que se preocupa por la interoperabilidad de HTML5 aporte. A menos que la comunidad no empiece a ayudar a W3C, no vamos a poder probar adecuadamente HTML5 en mucho tiempo.

Es decir, que cómo ayer decíamos, el test no era erróneo, pero si totalmente inconcluso. Faltaban demasiadas pruebas y eran muy pocos datos para lanzar a Internet Explorer 9 (ni siquiera en beta) como el navegador que mejor se comportaba en HTML5. ¿Qué opináis?