Al renunciar James Gosling (creador de Java) a Oracle luego de la adquisición de Sun Microsystems, se había limitado a decir, en su blog personal:

Sí, los rumores son verdad: renuncié a Oracle hace una semana (el 2 de abril). (…) En cuanto a los motivos, es muy difícil dar una respuesta: prácticamente todo lo que pueda decir que sea sincero y veraz causaría más mal que bien.

Hace aproximadamente un mes, nuevamente en su blog personal, publicó una entrada en la que hablaba sobre la demanda de Oracle a Google y llegó a decir:

Fue bastante claro durante el tiempo que conocí a Oracle que Java, en sus manos, está condenado.

Se ve que ya iba perdiendo el pudor a contar sus experiencias en el gigante tecnológico. Pues bien, durante el evento JavaOne Gosling concedió una entrevista a eWeek y esta vez dio todos los detalles sobre su renuncia y habló de todo.

La renuncia

Primero, habló del dinero. Al trabajar en Sun siendo ejecutivo de la compañía, tenía un plus que dependía de la performance de la compañía. Oracle le ofreció el mismo salario básico, pero sin el bonus. Ahora, según Gosling, no se trató de una cuestión meramente monetaria, sino de una falta de respeto. En el contexto que estamos mencionando consideró que, como decimos en Argentina, lo estaban ninguneando.

Porque además prácticamente lo bajaron de posición, ya que en Oracle no había puesto similar al que ostentaba en Sun y no le ofrecieron participar de la gerencia ni de un cargo similar. El principal detonante, de todos modos, fue una disminución en el control sobre las tecnologías:

Mi habilidad de tomar decisiones fue minimizada en Oracle, una compañía en la que la gerencia controla absolutamente todo. En consecuencia, ni mis compañeros en el área de Java ni yo podíamos decidir nada. Toda nuestra autoridad se evaporó.

Y añade a este respecto:

Mi trabajo parecía ser subir al escenario y ser una especie de figura pública de Java.

Si se dan cuenta, todos los puntos mencionados por Gosling giran alrededor del mismo problema y si bien parece bastante obvio que Oracle no valoró al creador de Java y que algunas decisiones son sifíciles de entender, creo que también es obvio que Gosling no se acostumbró a trabajar en una empresa más grande y más fría, en la que su voz no tenía peso.

Al leer a Gosling cada vez tengo más la sensación de estar leyendo a un verdadero hacker de la primera época, un completo nerd, un científico que ama el código y no se lleva muy bien con el mundo corporativo. En Sun estaba en su mundo, pero en Oracle no.

¿Y si hubiera sido IBM? Ese Larry Ellison...

En un momento de la entrevista, le plantearon la pregunta del millón: si hubiese preferido que Sun sea comprada por IBM en lugar de Oracle, a lo que respondió, tras confirmar haber participado de las conversaciones internas sobre el asunto:

Concluimos que Oracle sería más salvaje, pero que IBM realizaría muchos más despidos.

Claro que a Gosling le habría ido mucho mejor en IBM, una compañía que se caracteriza por el buen trato a algunos de los grandes genios de la programación que cuenta en sus filas. Luego llegó el turno del excéntrico Larry Ellison, CEO de Oracle y amigo personal de Steve Jobs.

Es el tipo de persona que me asusta. Jodió a todos los empleados con cargo alto dentro de Sun, quienes mantuvieron su puesto pero sin posibilidad de decisión.

Gosling dio un ejemplo que ilustra muy bien lo que debieron haber sido aquellos primeros meses para los empleados de Sun. Tras la adquisición, Schwartz y McNealy planearon un "día de campo" para todos los empleados, para que se relajaran. Apenas se enteraron en Oracle (sólo unos días antes), cancelaron inmediatamente el día de descanso ya que iba contra las políticas de la compañía.

Android y la demanda

Señoras y señores, finalmente Gosling confesó que Google violaba desde un principio las patentes y que los tenían entre ceja y ceja:

No nos gustaba para nada lo que estaba haciendo Google, pero iniciar acciones legales habría tenido un coste demasiado alto y no sólo en términos económicos. La demanda contra Microsoft consumió un año entero de mi vida. Además, Google tiene esa imagen de chico bueno...

Y la excelente imagen corporativa de Google iba a complicar aún más una demanda de una empresa que estaba en caída libre como Sun. Ya había dicho además, hace un tiempo, que los ojos de los abogados de Oracle brillaban cada vez que se mencionaban las patentes. Todos sabían lo que iba a ocurrir, ya que Google estaba infringiendo las patentes.

El futuro de Java

Si bien hace poco más de un mes había dicho que Java, en manos de Oracle, "está condenado", parece haber reflexionado un poco más al respecto. Mantiene las críticas a Oracle, pero destaca la fuerza que ha cobrado el lenguaje en todo este tiempo, independientemente de cualquier compañía:

De veras no estoy preocupado por Java, ya que ha cobrado vida propia. Oracle no puede hacerle mucho daño porque gran parte de su negocio depende de él. Le conviene tratarlo bien. De todos modos, será complicado por un tiempo, hay mucha arrogancia en Oracle. Creían que podrían dominar a la Comunidad, pero no pudieron ni podrán hacerlo.

Vía: eWeek