¡No te pierdas nuestro contenido!

Hace un par de días mi compañero Richard les comentaba sobre una pequeña modificación en los pedidos de amistad en Facebook. Concretamente, la misma consiste en que cuando no desees aceptarlo, en vez del antiguo botón de "Ignorar", ahora tenemos uno que dice "Ahora no", que envía ese pedido a una especie de "limbo" llamado "Solicitudes Ocultas" al cual podemos acceder más tarde si queremos.

Personalmente esta opción me parece práctica, no solo porque más de una vez he presionado "Ignorar" sin querer (y con esta opción de "Ahora no" hubiese sido mucho más fácil recuperar esa conexión), sino porque además podemos posponer el tomar una decisión sobre la persona si no la conocemos --o recordamos-- sin tener que tener el pedido pendiente en primer plano todo el tiempo. Sin embargo, esta no es la única diferencia que ha traído este cambio.

Aparentemente, cuando presionamos "ahora no", si bien la persona que nos envió el pedido de amistad no nos tendrá como amigos ni podrá entrar en nuestro perfil (si tenemos configuraciones de privacidad medianas), nuestras actualizaciones públicas sí aparecerán en su feed de noticias en la página principal.

Esto quiere decir que aunque nosotros no vayamos a ver nada de él o ella, porque no lo hemos aceptado como amigos, esa otra persona sí podrá ver en su feed inicial aquellas actualizaciones que hagamos y que tengan un nivel de privacidad que así se lo permitan (por ejemplo, actualizaciones completamente públicas, o para amigos de amigos si esa persona lo es).

Este concepto es fácil de entender para los que usamos Twitter y seguimos a alguien que no nos sigue, pero quizás no le resulte familiar a muchas personas que usan Facebook pero jamás tocaron la red de microblogging.

De todas formas, esta nueva característica no fue anunciada oficialmente, y no estoy segura si es una característica "per se", o si es un efecto colateral de esta nueva modalidad de posponer los pedidos de amistad. Algunos podrán argumentar que si Facebook ve que esto empieza a gustarle a los usuarios y le sacan provecho podría terminar ofreciendo algún tipo de relación asimétrica para los usuarios. Yo personalmente creo que esto no será así, ya que es muy contrario a lo que esta red social ha planteado desde el principio. Sin embargo, a esta altura del partido, ya nada me sorprendería.

Vía: Lifehacker