La última versión estable de Mandriva fue Linux 2010 Spring publicada en julio pasado. Sin embargo, desde mayo sabemos de la puesta en venta de Mandriva y las intenciones de compra por parte de una empresa francesa. Ambos asuntos fueron rumores que luego se confirmaron.

Hoy en día la comunidad de usuarios y desarrolladores reconoce que el futuro de Mandriva es incierto. De hecho, algunos han sido muy directos al decir

Nosotros ya no confiamos en los planes de Mandriva SA y no creemos que esa compañía (o cualquier otra) sea un anfitrión confiable para el proyecto.

Como respuesta a tal incertidumbre esa gran comunidad, motivada por la calidad de su distribución, ha decido iniciar un proyecto alterno para la creación de una distribución basada en Mandriva: un fork cuyo nombre es Mageia.

Se dice que la decisión no fue impulsiva. Por el contrario, ha sido resultado de un acuerdo global entre diferentes comunidades de usuarios:

Creemos que un fork es la mejor solución [...] No queremos depender de las fluctuaciones económicas de la compañía, ni de los erráticos e inexplicables movimientos de la compañía.

Es verdaderamente interesante ver el nacimiento de una organización: desde la búsqueda de hosting, hardware para pruebas, hasta la edificación de los consejos de adminitración. En este caso se trata de una red de comunidades tejida por un fin muy específico.

En el ámbito del software libre es muy común encontrar de proyectos que forman comunidades. El caso de Mageia, como el de OpenIndiana con respecto a OpenSolaris, ha sido al revés. En Bitelia les estaremos informando sobre su desarrollo.