¡No te pierdas nuestro contenido!

Cambiar el fondo de escritorio de Windows 7 Starter no es imposible si contamos con las herramientas adecuadas. Es que esta versión súper básica de Windows 7 prohíbe a sus usuarios cambiar el fondo de pantalla (una limitación que ya he dicho más de una vez que me parece ridícula, pero eso es otro tema) de forma "natural", pero con herramientas como Starter Background Changer es posible.

El proceso de instalación es tan sencillo como con cualquier otra aplicación de Windows; aunque el instalador está en francés solo hay que presionar "Suivant" (siguiente) hasta llegar a "Démarrer" (iniciar). Una vez instalada, solo hay que hacer click derecho sobre el escritorio y elegir "Personalize" desde el menú contextual para cambiar el fondo de pantalla.

Pueden elegir una sola imagen o varias que vayan rotando, así como la forma en la que deben mostrarse (centradas, estiradas, en mosaico).

Starter Background Changer es una aplicación gratuita para Windows 7, aunque solo es útil en la versión Starter.

Vía: Download Squad